Carritos de navidad

Una marabunta de gente va y viene a lo largo y ancho de la plaza Universidad. Aquí quien más, quien menos porta una bolsa con compras que ha realizado alrededor. Entre el tumulto, casi imposible de divisar…Una mujer de aspecto andrajoso, cargada con un carrito que tan sólo tiene una botella plástico de dos litros, rogando le den cualquier miseria, tal vez para poderse comprar mas tarde un cartón de vino de litro y así olvidar aunque sea únicamente un  segundo, la desgracia de vivir en esta sociedad.

Entonces me pregunto a mí mismo, cómo podemos se tán hipócritas. Siempre quejándonos por nimiedades, empeñados en magnificar trivialidades cotidianas, llevando en nuestras bolsas mucho más que una simple botella de refresco, rellena de agua.

¡Ah, pero ya lo entiendo! Nosotros somos la botella…Vacios por completo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s