Las ligas de los hombres extraordinarios

Por las ligas de los hombres extraordinarios,
Sabes que no me encontrarás,
Siendo capaces de sacrificar cuanto se necesite,
Es una cruz que no quiero llevar.

La corriente de la independencia,
Me ha arrastrado sin marcha atrás,
Rumbo abierto al cruce de caminos,
Donde el demonio me enseñe a bailar.

Por las calles de los hombres buenos,
Se oye a una mujer sollozar,
Por no haber vivido un momento auténtico,
Sin haber sido muy lejos de su hogar.

Y yo me pregunto pensativo,
¿Vale la pena sacrificase y batallar?
El amor se mueve como el humo volátil y esquivo,
Muriendo al nacer sin poderlo evitar.

Porque tan necesario son hombres extraordinarios,
Somos aquellos nacidos para caminar,
Desgranando en cada verso, con el paso de los años,
Entresijos y bambalinas de los que quisieron volar.

Anuncios

Published by: Juan Codorníu

Escritor, pensador, crítico. Alma que no entiende pertenecer a un lugar concreto, pero activo partícipe en todo lugar. Creador, orador, rebelde. Ser reaccionario ilustrado en la ignorancia, del saber que todavía tiene una vida por aprender.

Categorías PoesíaDeja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s