Van Gogh

Entre un cielo de color,

Un artista erudito sufre el hambre sin perdón,

Y se oye un grito de dolor,

Se ha cortado una oreja en pleno acto de confusión.

Por un campo de coral,

Hay girasoles hasta donde no alcanza la visión,

Y se vislumbra un cortejo fúnebre al final,

Todos rotos por el horror.

En el cielo sideral,

Las nubes se dibujan como gritos de libertad,

De repente el silencio es sepulcral,

Ha muerto Van Gogh.

Anuncios

Published by: Juan Codorníu

Escritor, pensador, crítico. Alma que no entiende pertenecer a un lugar concreto, pero activo partícipe en todo lugar. Creador, orador, rebelde. Ser reaccionario ilustrado en la ignorancia, del saber que todavía tiene una vida por aprender.

Categorías PoesíaDeja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s