Ojos claros

Muchacha de ojos claros,

Es el momento de mi partida,

Quieres ser parte de mis pasos,

Pero debes seguir con tu vida.

Me ha gritado el sol por la mañana,

Avisándome que me quieren colgar,

Por el palo mayor de esta ciudad extraña,

Será necesario largarme a otro lugar.

Pies en polvorosa fuera del pueblo,

He visto al sheriff reuniendo munición,

Y una chiquilla de ojos negros,

Llora mi partida mientras canto mi canción.

Llega viento del sur levantando polvareda,

Y veo a dos indios saludándome amigablemente,

Cuentan que Sally es dulce si le das dos monedas,

Pero mas te vale ser complaciente.

Muchacha de ojos claros,

Es el momento de mi partida,

Quieres ser parte de mis pasos,

Pero debes seguir con tu vida.

Published by: Juan Codorníu

Escritor, pensador, crítico. Alma que no entiende pertenecer a un lugar concreto, pero activo partícipe en todo lugar. Creador, orador, rebelde. Ser reaccionario ilustrado en la ignorancia, del saber que todavía tiene una vida por aprender.

Categories PoesíaDeja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s