Pan duro y fútbol.

Una de las frases más descriptivas de la dictadura que asoló nuestro país durante cuarenta años, es sin duda aquella que asegura haber sido afirmada innumerables veces por el régimen:

–          Al pueblo, pan y toros.

Escueta y escalofriante a la vez. Peor todavía es, según mi parecer obviamente, constatar decepcionado como en el periodo de crisis actual, la sociedad en la cual vivimos se rige por esos mismos términos. Mucho más alarmante cuando tras las declaraciones del presidente del gobierno, dando claros visos sobre la inminente intervención del Banco Central Europeo en las instituciones estatales, es palpable en la ciudadanía ese sentimiento derrotado, permisivo, servil y preferible a desviar la mirada en algo banal, superfluo y estúpido en lugar de tomar riendas en esta gran debacle, saliendo a la calle a protestar al unísono.

Sí es verdad, son palabras muy duras, despreciativas hacia todo el conjunto social. Pero si algo me caracteriza, para bien o para mal, es tener el valor y las agallas del mejor periodismo crítico. Aquel que se caracteriza por el análisis frío y escrupuloso. Metiendo el dedo en la llaga hasta que la herida supure toda la hiel, para rabiar con el ardor producido. Consciente en todo momento, del peligro que supone hablar claro y alto.

Anuncia hoy el presidente del gobierno su inmensa alegría al asistir a Polonia, como invitado privilegiado al debut de nuestra selección española en la Eurocopa. ¡Qué lujo señores pertenecer a este gran país. Defendamos nuestros colores en Europa!

Pero si por un solo instante nos parásemos a reflexionar fríamente, ¿no les parece algo hipócrita esta actitud? Y que conste que esta afirmación la abandera alguien que se declara un enamorado del deporte rey. ¿Por cuánto tiempo más vamos a esconder nuestra cabeza bajo la tierra? ¿Tanto aguante tenemos? Sufro la extraña sensación de que no hicimos bien los deberes, tras los primeros años de transición política. Nos acomodamos, haciendo un paripé adornado en carpetazo histórico ante la humillación sufrida.

Muchos definen esta actitud como “carácter latino”. No señores, llamemos las cosas por su nombre, enumerando esta reacción tal y como es necesario. Vergüenza propia. La misma que nos ha impulsado en el pasado más presente a ser indulgentes, con la mala praxis en las distintas esferas nacionales. Política, banquera y social. Sí, social. ¿Por qué? Fácil.

Nos regocijamos durante años de vida loca, despreocupándonos por completo por la posible falta de liquidez de nuestros sistemas bancarios, solicitando un crédito por aquí, otro por allá. Convencidos de haber alcanzado un clímax de bonanza inquebrantable. Invirtiendo en ladrillo, o evadiendo capitales a paraísos fiscales exentos de extradición. Y todo ello, creyendo ser capaces de poder vivir por encima de nuestras posibilidades.

Pero más pronto que tarde, llega el momento de matar a la gallina de huevos de oro. Y entonces llegan los desprecios, resentimientos y cínicas reacciones de sorpresa forzada. Ahora nuestro futuro pende de un hilo muy fino, con el agravante de tener como mediadores de esta nuestra sociedad a una clase política, interesada únicamente en dar la mejor de sus intervenciones mediáticas, mostrando la mejor de sus sonrisas ante Europa hasta que se lleve a cabo el “rescate financiero”. ¿O deberíamos llamarlo por su nombre? La toma de posesión de un país a través del dominio de su economía. Y cuando esto suceda, de nada nos servirá la Eurocopa, ni la roja. Solo quedará pan duro para el hombre de a pie, y nos miraremos unos a otros con tristeza en el alma preguntándonos por qué no actuamos en conciencia,exigiendo hasta las últimas consecuencias nuestro derecho inalienable a vivir con dignidad.

One thought on “Pan duro y fútbol.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s