Orquídea.

Cuerpo incendiario y sin vergüenza,

Vives cada día para provocar,

Labios almizclados en la impaciencia,

Vamos a estrellarnos en tu arrabal.

Te entregaré mi alma esta noche,

Dejándonos llevar por el maldito oleaje,

Deshojaré tu orquídea a golpes de malevaje,

Mientras lloras desatada de pasión.

Y tras desgranar la locura,

Cuando agote tu derroche,

Me llamará la primera luz matinal,

Abandonando tu cama con dulzura,

Dejándote acostada sin mirar atrás.

Quedará por siempre en tu recuerdo,

Mis besos más profundos, con textura animal,

Reservándome el derecho a entregar el fuego,

A cualquier orquídea deseosa por quemar su moral.

Anuncios

Published by: Juan Codorníu

Escritor, pensador, crítico. Alma que no entiende pertenecer a un lugar concreto, pero activo partícipe en todo lugar. Creador, orador, rebelde. Ser reaccionario ilustrado en la ignorancia, del saber que todavía tiene una vida por aprender.

Categorías Erótica,Poesía1 comentario

Un comentario en “Orquídea.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s