Sobra testosterona

1978-village_people

Exísten múltiples cosas excepcionales. Personas, situaciones, recuerdos, acontecimientos, regalos, presentes, pasados, futuros y vidas. Comentarios, artículos, libros, artistas, canciones, fotografías, educaciones y estados. Perdón. Los estados pueden ser buenos, malos o de excepción. Pero de eso creo que estamos todos y todas duchos, o no, pero segúramente sí cansados. Al menos durante esta larguísima semana.

Me preguntarán con razón, ¿a dónde quiere llevarnos esta vez? Por el momento a hacer una exposición fría y contundente. Ya tenemos suficiente ruido envolviéndonos en sistemas super-ultra-mega-hiper dolby surround-overround-amazinground y todos los round que puedan imaginar.

Nos sobra testosterona. Hay demasiado macho alfa en las posiciones representativas y de poder. Piensa este escritor que iría muy bien una buena dósis de bromuro en bebidas, alimentos y medicaciones. En todo. Eso o aplicar de facto el uso de la marihuana en todos los ministerios, entidades, asociaciones, medios, cuerpos de seguridad, tribunales o negociaciones. Una buena ele o mejor aún, tomar como ejemplo los métodos que utilizaban los antiguos índios americanos. Un buen bong o una buena pipa de la paz.

Todo sería más fácil. A comer todos juntos y después…Bueno, la apetencia y consumo sexual es un tema que cada cual a solas o en grupo puede resolver. Tal vez descubriríamos cómo se abren nuevas vías de diálogo. ¡Oigan no nos encandalicemos! Estoy convencido que el resultado, excepto en casos de gatillazo, seguro sería complaciente y satisfactorio.

Lo dicho señoras y señores, nos sobra testosterona. Uno de los múltiples defectos que servidor tiene, de todos ellos me siento profúndamente orgulloso, es el de haber sido educado disfuncionálmente tan solo por su madre. Digo que es disfuncional porque ya se sabe, hay quienes todavía en la actualidad consideran una aberración cualquier tipo de unidad familiar, que no se ajuste a un modelo conservador. Papá, mamá, siete o diez hijos o hijas que han dejado a mamá reventada…Papá tal vez aplicando el buen orden a mamá, a sus hijos o hijas, como debe ser, dura y fírmemente…Y todos vestidos de domingo cada día al ir a misa para cumplir con el debido besamanos hacia el señor cura. De todas aquellas acampadas parrioquiales y sus entrañables experiencias mejor no hablar.

Pues bien, volviendo al hilo de la exposición, haber sido educado, fíjense, terríblemente tan solo por mi madre permitió acercarme y defender que el exceso hormonal masculino es algo horroroso. Puedo prometer y prometo como alguien dijo una vez, convencido de cabo a rabo, que el mundo tal vez no pueda asegurar que fuera perfecto pero sí funcionaría mucho mejor sin exceso de testosterona. La sumisión física natural masculina a sus hormonas impulsa al hombre, desde la noche de los tiempos, a actuar premeditadamente y por definición ante cualquier conflicto, anteponiendo e imponiendo los salvajes deseos pasionales frente a la razón.

Los antíguos griegos mucho antes de dos mil años atrás ya daban constancia de ello y sometían al género de la comedia, obras las cuales enfatizaban la locura de las acciones pasionales, a un género menor. Nada elevado desde luego. Sí, pueden ustedes contradecirme que siglos después, con la llegada de la escolástica y el racionalismo todo pareció cambiar. Pero siendo honestos. Yendo al punto primigénio de la cultura y la filosofía occidental, base de todos nuestros sistemas políticos y jurídicos, los griegos lo dejaron claro. Sobra testosterona.

La psicología femenina comprendiendo que cada persona es un mundo, es diametrálmente analítica y racional. Es consciente del tétrico mundo en el cual vivimos, con el agravante de verse todavía infravaloradas y no reconocidas en una sociedad alfa, que se niega a ningún otro esquema que no sea el del hachazo al prójimo, y si es posible pasar por encima de él chafándole la cabeza de un pisotón. Eso sí. Inmortalizando el momento haciéndose un selfie mostrando el signo de la victória, y compartiéndolo al instante por todas las redes. All around the world.

Es así. Asumásmolo sin prejuicios y dando la cara. Todo el despliegue actual ultra nacionalista de cuerpos armados es buena prueba de ello. ¿Cual es el máximo exponente masculino de fortaleza y patriotismo viril de cualquier estado? El hombre armado. Luego habrán los típicos cuñados tópicos que, en caso de que lean estas palabras, me intenten tildar despectívamente de maricón, impotente, cumbayá, media hostia o cualquier otra lindez ultra testosteronada a través de la cual escondan sus más profundas frustraciones, miedos o miserias. Un saludo por cierto a todos ellos. Me dan ustedes mucha pena, créanme, lo digo sin acritud. No quisiera vivir el infierno interno que ustedes viven. Y me enorgullece no ser parte de algo tan vil, indigno y patético como son sus propias personas. Sin acritud lo digo, pero con firmeza.

Vivimos tiempos oscuros, muy oscuros y por desgracia de acuerdo a la historia pasada no van a terminar. Pero yo les invito a ponerse siempre en la cara una nariz de payaso. Trasvístanse si se lo pide el cuerpo, bésense sin complejos a todas horas y en cualquier lugar, disfruten de esta insignificante vida y por favor…Controlen sus hormonas.

El doctor les recomienda discutir menos y follar más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s